Diciembre ha llegado oficialmente. En el hemisferio norte, todos están preparando sus coches para el invierno o poniéndolos en hibernación hasta que sea primavera, y la hierba vuelva a ser verde y el cielo azul... Bueno, no todos lo están haciendo. Es cierto que, mientras escribo esto, está lloviendo y hace frío pero, si conduzco unos 40 minutos, encontraré un día soleado y agradable. Es la magia de los micro-climas. Más adelante te darás cuenta de que la mayoría de coches de este post son superdeportivos a pesar de que siempre hablo de que prefiero cubrir eventos de clásicos. Lo que ocurre es que. un club de la isla, cumplía su 11 aniversario y había un montón de personas entusiasmadas al respecto en las redes sociales, así que decidí ir a echar un vistazo, además, dicen que es bueno romper con la rutina de vez en cuando, ¿no?

A las 10 de la mañana era la hora fijada para que los miembros del club se llegasen al lugar de encuentro, de donde partirían a conducir a través de la isla. Este punto de encuentro era la oportunidad para la gente de ir a ver los coches. Como siempre, llegué temprano. Sin embargo, ya había personas esperando a los coches con las cámaras preparadas.

Mientras aparcaba mi coche apareció el primer miembro del club en un Corvette. Cuando me acerqué a la carretera principal por donde llegarían los coches, un rugido iba haciendo eco entre los edificios de la capital. Este era el causante:

Unos cuantos Porsche 911 y Audis más tarde, esto apareció, el Ferrari 812 SuperFast:

Aquí voy a hacer una parada porque, para ser sincero, me sorprendió el aspecto del coche. Verás, no soy muy de Ferraris modernos. No creo que sean tan bonitos como la gente cree. El que sí me gustaba era el F12 Berlinetta... Hasta que lo arruinaron con el TDF. ¿El Lamborghini Aventador LP700? Brutal. ¿El SVJ? No, gracias. Pensé que con el 812 había pasado lo mismo y, hasta ese momento, solo lo había visto en fotos donde se veía horrible. Ahora puedo decir que nunca me he encontrado un caso como este en el que las fotos hiciesen tan poca justicia a un coche. El exterior está más proporcionado de lo que parece en las fotos y el color azul le queda, en mi opinión, mejor que el rojo. Además, el dueño pidió una bandera canaria en la parte trasera, lo que es un buen toque.

El flujo de llegada de coches no parecía aflojar. Los más populares entre los miembros del club parecían ser BMWs aunque, entre tanto deportivo, también hubo alguna sorpresa. Sin duda, este Stingray de los años sesenta robó la atención de todos los que nos encontrábamos allí. ¡Mira ese color! Le saqué unas 200 fotos y solo estas le hacen justicia.

Al final, incluso había algunos coches japoneses.

Mi plan era seguirlos por parte de su ruta pero viendo el volumen de coches que había, iba a ser una pesadilla logística.

¿Cómo está el tiempo donde vives? ¿Ya se acabó la temporada de disfrutar con el coche?

Extras:

New Love food? Try foodtribe.

Join in

Loading...
Comments (1)
    Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
1
Loading...