- IG:h5skb4ru_carspotting

Mi aventura en el XX Rally ciudad de Valencia.

Esta pequeña aventura... Tuvo algún que otro contratiempo.

Alvaro Martínez es un escritor freelance que escribe artículos en su tiempo libre y trabaja haciendo reviews automovilísticos, escribiendo sobre coches inusuales y muchas otras cosas más.

**********************************************************************************

Hace unos días mientras miraba eventos automovilísticos a los que poder asistir me di cuenta de que nunca había asistido a un rally, había sido una persona exclusiva de circuito y tenía claro que el Rally era una de esas experiencias que había que experimentar ya que es uno de los pocos deportes en los cuales el aficionado está realmente cerca de los coches que ha ido a ver, así que ni corto ni perezoso... me preparé para lo que sería uno de los mejores fines de semana.

El viaje... un gran contratiempo.

Una de las razones por las cuales hay que levantarse temprano para ir a un rally es debido a las largas distancias que hay que recorrer, desde mi pueblo había casi 2 horas de camino y aunque saliesemos a las 11... inevitablemente tendrías que conducir rápido ascendiendo los pasos de montaña, aunque salimos a las 10 tenía claro que la mayor parte del tiempo la pasaríamos a 50kph atascados detrás de un remolque que no le importaba nada que 2 personas tuviesen MUCHA prisa por adelantarles, por delante de nosotros más de 2 horas de camino a 56kph

"tengo claro que los brazos de mi padre desarollaron artritis..."

Sentado en el asiento del copiloto me puse a revisar el material que llevaba, botella de agua, la cámara de mi telefono incluyendo mis prismáticos y mis guantes (Ya que en un rally cambiarás de posición de observación y eso significa subir por empinadas cuestas sin destrozarte las manos contra la tierra)

Mientras tanto mi padre conducía con pericia el S60 subiendo cuesta arriba las carreteras de montaña, daba igual que mirase a los lados, Solo había precipicios y montaña a ambos lados de las estrechas carreteras de montaña, aunque había poco tráfico. Tengo claro que los brazos de mi padre desarollaron artritis viendo la inmensa cantidad de curvas que había en todo el trayecto desde mi pueblo hasta cortes de pallás, yo frequentemente le orientaba guiándome con el GPS de mi teléfono y indicando que carreteras podríamos tomar con tal de ganar tiempo al reloj, ya que al principio del viaje muchos conductores iban extremadamente despacio obligandonos a reducir la marcha en más de una ocasión y forzándonos a adelantar en zonas estrechas.

A mitad de camino nos dimos cuenta de que nos habíamos olvidado de traer comida para nuestro periplo, sabíamos que estaríamos 4 horas en el tramo cronometrado viendo coches pasar sin la oportunidad de subir al pueblo más cercano para pedir de algo de comida, así que con unos deliciosos bocadillos de tortilla con longanizas y unas patatas fritas de bolsa dimos por finalizada una de las cosas más importantes de la lista, y dado el terrible estado de mi batería decidí preguntar por donde era el tramo cronometrado, Tras unas pocas vueltas un 911 GT3 nos dió la respuesta hacia donde teníamos que ir, así que nos dispusimos a seguirlo con cierta prisa.

Aventura concluida!

IG:h5skb4ru_carspotting

IG:h5skb4ru_carspotting

Tras llegar al tramo con tiempo recorrimos el tramo teniendo en cuenta los sitios donde la gente NO debería ponerse, tenía que ser un sitio en cual nuestro coche no corriese el riesgo de ser usado como una almohada anticolisión, y mucho menos nosotros. Tras explorar un poco el tramo logramos encontrar una gran explanada en la cual pudimos aparcar el coche lejos del exterior de la curva incluyendo una zona Ideal desde la cual divisabamos la entrada de una curva, su salida y una gran recta antes de la siguiente larga curva a derechas.

Aunque mi experiencia con el comienzo fue un juego de esperar y esperar con solo coches de la organización pasando emitiendo un silbidito para ahuyentar los animales, un coche de la GC con las sirenas aullando conduciendo a toda velocidad indicando que la carretera estaba cortada tuve tiempo suficiente para buscar otros sitios desde los cuales tomar fotos y vídeos para Drivetribe y mis otras cuentas sociales.

El comienzo del rally lo abrió un Mitsubishi Lancer Evo X, el poderoso rujido del motor se podía oír a kilómetros haciendo que todos los allí presentes levantasemos la cabeza de nuestros teléfonos y mirásemos a las entradas de las curvas atentos como un perrito que espera un hueso.

Aunque mi posición me permitía ver una gran parte del recorrido tenía claro que tenía que cambiarla ya que me estaba perdiendo la acción de otras partes que no podía observar, así que ni corto ni perezoso me dispuse a caminar alrededor buscando las mejores zonas para poder tomar fotos y vídeos, tengo claro que pincharme con multitud de arbustos y cardos era solo gajes del oficio de buscar una mejor posición en el Rally, al final cada foto, cada coche y cada emocionante momento merecieron cada hora del recorrido desde mi pueblo hasta Cortes de pallás.

Más fotos disponibles en mi cuenta de Instagram!

Loading...

Join In

Comments (0)

    Loading...
    Loading...
    0